Massimo es miembro de la familia de la mafia siciliana y Laura es directora de ventas. En un viaje a Sicilia tratando de salvar su relación, Laura es secuestrada por Massimo, quien le da 365 días para enamorarse de él.