Esta adolescente llevaba tal calentón que cuando se ha inscrito en Tinder ha tomado la decisión de follarse al primer tío que le responda los mensajes. El que lo ha hecho ha sido un chaval friki, pero la guarra cumple su promesa y queda con él para que le dé caña con su polla inexperta. La zorra lleva toda la iniciativa, le hace una mamada para ponérsela dura y luego se pone a cabalgar para controlar la polla. Cuando ve que se va a correr para y se la vuelve a chupar hasta que después se ponen a follar de nuevo y ahí el friki ya no se controla, soltándole una buena corrida en toda la cara.