A Apolonia Lapiedra le van a dejar el coño bien reventado porque ha llegado el momento de su estreno en Blacked, y eso significa que la polla que le van a meter es de un tamaño gigantesco. A la zorra no le entra ni siquiera dentro de la boca por mucho que intente chuparla. Y en cuanto el negro le comienza a dar cera dentro de su chochito no puede parar de gemir de placer, gustándole tanto que hasta se le escapan algunas palabras en español por mucho que esté rodando el vídeo en inglés. Luego se anima con garganta profunda y el negro casi la mata de lo grande que la tiene.