Cualquier tío en su sano juicio reventaría el coño de la perra Ella Knox si tuviera la ocasión, por lo que cuando a este grupo de hombres los réunen para follársela haciendo una gang bang, todos quieren penetrar sus agujeros de forma bestial. La zorra es de las tías que disfruta más cuantas más pollas tenga a su alrededor. Se las mete en la boca, las agarra con las manos para pajearlas y mientras tanto pega unos buenos botes con sus tetazas al aire mientras recibe pollazos dentro de su coño. La intensidad de la follada es salvaje y la zorra termina bien bañada en semen.