Aquí tenemos al típico listillo que le monta toda una trampa a su madrastra para clavarle la verga hasta el tuetano. Y es que su nueva madre está tan buena que no ha descansado hasta conseguirlo. Sabe que de frente iba a ser imposible así que ha jugado con ella. Le ha mandado un wasap desde el teléfono de el padre y la ha puesto cachonda. La ha dicho que le espere con un pañuelo en los ojos, que pronto irá a darle una sorpresa. Y eso es todo, el chaval se hace pasar por papa y su madrastra le espera toda excitada. No será hasta el final que se de cuenta del engaño.