A la española Ginebra Bellucci no se le va a escapar la oportunidad de sacarse el carné de conducir de forma sencilla utilizando su cuerpo de puta. Cuando está en el coche con el examinador acaba metiéndose la polla del tío en la boca cuando ve lo grande que es y a continuación abre su chochito para que se la folle dentro y fuera del coche pegándole bien duro en el coño. A la guarra le va el vicio y que se la folle ese desconocido de una forma tan brutal es algo que la pone tan cachonda que no puede evitar correrse.