Después de que la hija pille a su madre haciéndole una mamada a su hermano se queda con las ganas de probar ella también la polla que tiene el chico. Después de hablarlo a fondo llegan a un consenso con la madre: tendrán sexo supervisado por ella, que siempre estará presente mientras follan. Pero la madre está tan cachonda que después de ver a su hija mamando la polla del hermano, se desnuda para unirse al polvo también. Así, en el momento en el que el hijo se está follando a su hermana, la madre se sienta para ponerle todo el coño en la cara y que se lo chupe bien.