Si tenemos que pedirle algo a Papá Noel sabemos exactamente lo que queremos: la cabeza que ha creado este jodido inventor loco que tiene una única función conocida por el hombre. No es otra que hacer unas buenas mamadas. El tío ha replicado la función que cree que es más importante en la cabeza de una mujer: hacer mamadas y se ha puesto a probar el invento para ver si la guarra chupa sin dientes y si la mama en condiciones. Parece que el invento es un éxito porque hasta le puedes follar la boca sin que emita ningún tipo de queja.