Que salvajada de tetotas tiene mi tía colegas, no creo que sea un pervertido por espiarla cuando está en la ducha porque cualquiera en mi situación haría lo mismo. Otra cosa es que la grabe con mi teléfono móvil, reconozco que eso no está bien, pero con lo que me gustan a mi las maduras no voy a dejar pasar la oportunidad de tener material para pajearme cuando lleguen temporadas de sequía sexual. Ya sabéis que una cosa lleva a la otra y al final acabé con aquella zorra follando en la ducha y no sabía que era tan buena chupando pollas.