A Nina Lopez no se le resiste la oportunidad de llevarse un dinero extra cuando mientras trabaja limpiando la casa de un cliente el tío le ofrece más pasta a cambio de que se desnude. Lo que quiere el cabrón es verle ese pedazo de culo grande que tiene y sus enormes tetazas. Después de tocarle las tetas, mientras la mira se empieza a masturbar y se pone más billetes al lado de la polla ofreciéndole que se saque un poco más a cambio de follar, cosa que la zorra termina haciendo porque está desesperada por ganar más dinero sin importar que sea comportándose como una puta.