La cena de Acción de Gracias de esta familia se ha ido a la mierda y la madre improvisa algo muy morboso para que todo el mundo esté contento igualmente. Lo que hace es poner a su hija desnuda en la mesa para que su marido se la pueda comer y follar a placer. Ella se ocupa del hijo y los cuatro acaban follando de la forma más desenfrenada y viciosa con una orgía familiar incestuosa de las que pasan a la historia. Madre e hija se corren como locas mientras su hijo y su padre respectivamente se las follan.