Aunque a esta teen se le da bien limpiar la casa y llevar las tareas domésticas, en realidad preferiría estar viendo la tele como una vaga. Por eso cuando su hermano le dice a Savannah Sixx que él se ocupará de la casa si a cambio de ello se lo folla, la guarra no duda en comerle la polla y montarse para cabalgarle fuerte. El polvazo deja al hermano con el rabo roto porque la tía es de lo más guarra y sabe mover su cuerpo sin parar de una forma bestial hasta acabar sacando toda la leche de los huevos del hermano.