Cualquier otro hombre las hubiera ayudado a salir de debajo de la cama, pero lo que hace este tío cuando se encuentra a sus hermanitas con el culo fuera de debajo de la cama y el cuerpo dentro, es muy distinto. Le quita el pantaloncito corto a una de ellas, a la rubia, le come un poco el coño y se pone a follársela. El muy cabrón no tiene ningún reparto en meterle la polla a su propia hermana y cuando ya ha disfrutado un poco de ese coñito se va al de la otra a follársela también. Luego las ayuda a salir de debajo con la intención de seguir follándoselas más cómodamente encima de la cama.