Por mucho que conozcas a tu familia a veces te puedes encontrar con muchas sorpresas, como llegar a encontrarte a tus hermanas lesbianas montándoselo. Este tío llega a casa y se encuentra a las hermanas disfrutando del sexo lésbico de una forma muy viciosa, así que en vez de sorprenderse lo que hace es unirse a ellas y decirles que quizá les interese una ración de rabo. El tío se ocupa de follárselas a las dos y de dejarlas bien satisfechas para que vean que a veces es necesario una buena polla. Para acabar a una de las dos le llena la cara de corrida.