Este chico siempre tuvo la fantasía y el deseo de tener una sirvienta personal que hiciera todo lo que él quisiera. Al final ha pasado el tiempo, ha crecido y su amiga de la infancia se ha terminado convirtiendo en lo que él quería tener: una sirvienta obediente. Lo que no esperaba la amiga es que el chico hubiera crecido para convertirse en un pervertido salido que además es dominante y adicto al sexo, lo que lleva a que se la folle de las formas más bestias posibles y a que abuse de su cuerpo siempre que quiera. Ahora tiene una sirvienta sexual y se la follará a diario.