Que una primera cita termine en sexo salvaje no es precisamente lo más notmal del mundo, así que si eso ocurre es que has encontrado a una pedazo de puta que siempre va a estar cachonda. A este nehro le sorprenden las pedazo de tetas que tiene la zorra de Tinder con la que ha quedado, por lo que no tarda en intentar tocárselas y chuparlas. A ella le encanta cómo le come law tetas, por lo que le devuelve el favor con una mamada y una cubana. Después la guarra se pone a cuatro patas y ya sabemos lo que eso significa: quiere polla.