En realidad todo fue casual, nada preparado y mucho menos que me considere una puta. La verdad es que estoy tiempo solita y tengo mis necesidades, una buena follada por ejemplo. Invite a mi cuarto a un compañero con la excusa de hablar; pero yo quería que me hiciera suya. El no tardo en darse cuenta que quería su verga, que lo quería para tener sexo casual. Sin mas preámbulos no desnudamos y nos entregamos al placer. Mamarle la verga fue rico. Me puso en cuatro y me dio su rica verga mientras yo gemía hasta correrme.