Todos sabíamos que la madre de mi mejor amigo, era una puta que se andaba cogiendo a medio mundo. Pero no podía creerlo que también estaba en su lista. Después de unos días coqueteando termine follando a la mama de mi amigo, una mujer madura con mucha experiencia en el sexo. Sabia como mamar una verga joven, sobre todo portarse como una cerda que da mucho placer. Nunca olvidare lo que hicimos y no se lo conté a mi amigo, espero que no vea este video casero.