Aun soy la princesa de la familia, creen que aun soy virgen. Pocos saben que me gusta la verga y que me encantan los hombres mayores. Para variar, una de esas tantas noches mi tío tiene sexo conmigo cuando mis padres me dejan a su cuidado. El muy pendejo se entero que soy una putita y no dudo en follarme y hacerme suya toda la noche. Que rico, me gusta como me coge, su verga, sus manos, todo… me hace muy feliz mi tío.