LLEGUE DEL TRABAJO BIEN CALIENTE TANTO QUE LE DIGO A MI ESPOSA QUE VENGA Y CON LA VERGA BIEN PARADA LA PONGO A MONTAR MIENTRAS LE BOTAN SUS TETAS Y TERMINO LLENANDOLA DE LECHE EN TRES OCASIONES